Nuevo AROMADERM Bálsamo piel irritada o enrojecida BIO 40ml PRANAROM Reestructurantes Ampliar

AROMADERM Bálsamo piel irritada o enrojecida BIO 40ml PRANAROM

7,20 € IVA. incl.

519062.4

AROMADERM Bálsamo piel irritada o enrojecida 40ml PRANAROM

 

AROMADERM Bálsamo Piel irritada o enrojecida calma y estimula el poder reparador de la piel gracias a los aceites esenciales y a los aceites vegetales de caléndula y calófilo, además de la manteca de karité y el aloe vera. 

¡Imprescindible en el botiquín familiar y de viaje!

 

More details

AROMADERM Bálsamo piel irritada o enrojecida 40ml PRANAROM

 

AROMADERM Bálsamo Piel irritada o enrojecida calma y estimula el poder reparador de la piel gracias a los aceites esenciales y a los aceites vegetales de caléndula y calófilo, además de la manteca de karité y el aloe vera. 

¡Imprescindible en el botiquín familiar y de viaje!

 

Composición


Con aceites esenciales 100% ecológicos : Lavandín*, Árbol del té*, Romero quimiotipo verbenona*, Eucalipto azul*, Katrafay*, Jara*.

+ Aceites vegetales : Caléndula*, Calófilo*, 

+ Manteca de karité* + Aloe vera*

 

Consejos


• Aplicar una fina capa de bálsamo 3 veces al día después de lavar la piel irritada. 

• Puede aplicarse incluso en piel dañada (arañazos, heridas superficiales, etc.)

Precauciones


- No utilizar en niños menores de 30 meses o con antecedentes de convulsiones febriles. Puede emplearse a partir del 7º mes de embarazo. 

- Evitar el contacto con los ojos. 

- No utilizar si hay antecedentes de alergia a alguno de sus componentes. 

- No utilizar durante la lactancia para tratar las grietas del pezón. 

USO EXTERNO

Comprar Pranarom al mejor precio.

No hay opiniones de clientes.

Escriba su opinión

AROMADERM Bálsamo piel irritada o enrojecida BIO 40ml PRANAROM

AROMADERM Bálsamo piel irritada o enrojecida BIO 40ml PRANAROM

AROMADERM Bálsamo piel irritada o enrojecida 40ml PRANAROM

 

AROMADERM Bálsamo Piel irritada o enrojecida calma y estimula el poder reparador de la piel gracias a los aceites esenciales y a los aceites vegetales de caléndula y calófilo, además de la manteca de karité y el aloe vera. 

¡Imprescindible en el botiquín familiar y de viaje!